/El show de Guillermo Barros Schelotto tras el clásico: “citó” a Gallardo, se quejó del árbitro y contó la charla con Buffarini sobre los silbidos

El show de Guillermo Barros Schelotto tras el clásico: “citó” a Gallardo, se quejó del árbitro y contó la charla con Buffarini sobre los silbidos

Primera A5 February, 2018
La decepción de Guillermo tras el empate
La decepción de Guillermo tras el empate Fuente: LA NACION – Crédito: Fernando Massobrio

En el duelo que Boca protagonizó con San Lorenzo y que terminó en igualdad 1-1, era previsible un encuentro caliente. Por el clásico en sí y lo que se jugaban en la tabla de posiciones: el Ciclón quería achicar la brecha de seis puntos y el xeneize, agrandarla. Ninguno pudo cumplir el objetivo que tenían para el domingo, pero la paridad le cayó mejor al conjunto de los mellizos Barros Schelotto. Tanto que en los vestuarios, la sonrisa e ironía de Guillermo hicieron pensar que su equipo había obtenido la victoria.

La ecuación azul y oro es fácil, porque el campeonato ya transitó una jornada más (restan 13 fechas) y todo sigue de la misma manera. Su escolta es justamente el azulgrana, a seis unidades, una diferencia amplia si se tiene en cuenta que la entidad de la Ribera ya disputó el superclásico ante River (2-1 en el Monumental) y el cruce de ayer en el Nuevo Gasómetro. “Lo importante es que seguimos manteniendo la ventaja. Este punto nos va a servir mucho si conseguimos ganar el domingo”, expresó Paolo Goltz. Wilmar Barrios, la figura del partido, coincidió con el defensor: “Nos sirve el resultado porque no se perdió. Ahora hay que trabajar en la semana y pensar en ganarle a Temperley”.

El clima estuvo caldeado. El técnico de Boca estuvo permanentemente quejándose del arbitraje de Silvio Trucco, muy cuestionado por varios fallos. Terminó con los brazos abiertos pidiendo penal sobre Emmanuel Mas en una de las últimas jugadas e intentó frenar, con cara de pocos amigos, la situación final en la que varios jugadores se invitaron a pelear fuera del campo de juego. Todo hacía imaginar que no estaba conforme con el empate, pero al hablar con la prensa dejó en evidencia que las sensaciones suyas y de sus hombres son buenas con la repartija de puntos.

Entonces, al optimismo de sus jugadores le añadió humor, ironía y hasta una anécdota graciosa que se dio antes del comienzo del clásico. En referencia a la posición de Carlos Tevez, un debate que a Guillermo no le gusta porque consideró siempre que Carlitos es centrodelantero, yendo a contramano de los gustos y las comodidades del jugador, le pidió un favor a los periodistas: “Lo vi muy bien cuando jugó de 9 y manejó la pelota cuando se retrasó. No le den tanta vuelta a su puesto, que de 9 hace goles, ja”. Inmediatamente después, utilizó con sarcasmo una frase que patentó hace poco Marcelo Gallardo: “Cada vez que con Boca jugamos de visitante recibimos un clima muy hostil. Así que bueno, tenemos que estar con la guardia alta”, se sonrió pícaramente el Mellizo.

Cada vez que con Boca jugamos de visitante recibimos un clima muy hostil. Así que bueno, tenemos que estar con la guardia alta

Luego, en una charla con TyC Sports, no pudo contener la risa cuando contó una situación con Julio Buffarini luego del calentamiento. “¿Y, Buffa? ¿Cómo está el clima de los hinchas con vos?”, le preguntó Barros Schelotto, a lo que el lateral derecho respondió con gracia: “Bien, no me dijeron nada”. El ex hombre de San Lorenzo no fue bien recibido por los hinchas cuervos, fue constantemente insultado y hasta le colgaron en la platea una bandera en la que lo trataban de traidor. Sin embargo, se lo tomó bien y le dio a Guillermo un momento que se convertirá con el tiempo en una anécdota.

Cuando se puso serio, el Melli analizó el resultado: “Fue un partido muy parejo. Me queda la sensación de que dejamos pasar una buena oportunidad para escaparnos, pero debo reconocer la buena defensa del rival”. Sin dudas que el final feliz hubiese sido ganar y alargar la distancia a nueve puntos. Pero, igualmente, para Boca, el empate tuvo sabor a triunfo.

Guillermo se quejó del arbitraje después del partido
Guillermo se quejó del arbitraje después del partido Fuente: LA NACION – Crédito: Fernando Massobrio